Luis Núñez desde la cárcel: “Quitarme la vida se me pasa todos los días por la mente”

luis nuñez

El ex jugador de Universidad Católica, Luis Núñez, entregó un crudo testimonio desde la cárcel. Recordemos que fue formalizado en febrero de 2020 por los delitos de homicidio y lesiones, tras ser acusado de participar de un asesinato ocurrido el 10 de octubre de 2018, en la población La Legua Emergencia.

Incluso, tras siete meses privado de libertad, amenazó con iniciar una huelga de hambre líquida, a modo de protesta, debido a que él se declara inocente de los cargos que se le imputan.

Nota relacionada: U. Católica confirmó fichaje de Juan Leiva

Ahora, en conversación con La Tercera, nuevamente insistió en que es inocente: “Soy inocente. Yo no he matado a nadie. Nunca he tenido una pistola en mis manos. Es imposible haber matado a alguien sin pistola”, declaró.

Aunque Núñez reconoció que se encontraba en el lugar de los hechos, aclaró que “de ahí a matar a una persona… para eso se necesita una pistola y yo en ese momento no la tenía y nunca la tuve en el momento de los hechos. Es imposible que yo haya disparado o haya matado a alguien”, aseguró.

‘Lucho Pato’, como era conocido en el mundo del fútbol, fue capturado en Bolivia, tras 14 meses prófugo, en un operativo de la PDI, en colaboración autoridades bolivianas. Lo que explicó en conversación con el medio antes citado.

“Fui a hacer una vida nueva, no a esconderme. Jugué a la pelota en dos equipos que me pagaban muy buena plata, equipos de barrios. Pero yo jugaba con mi nombre, diciendo quién era, siempre con la verdad”, explicó.

“Tuve 85 días sin comer y 10 días sin comer ni tomar agua. Paré la huelga por motivos familiares”, agregó después respecto a la drástica medida que tomó y por la cual, bajó 26 kilos.

“Estando en huelga nunca tuve una respuesta del Tribunal. Yo creo que quitarme la vida se me pasa todos los días por la mente. Estuve con tratamiento para la depresión”, comentó el ex futbolista.

“Yo quiero que se haga un juicio y si tengo que ser condenado, quesea con la verdad. Lamentablemente la cagué, estaba ahí. Pero yo no he matado a nadie. Yo no he disparado. Me están acusando de que maté a alguien y eso es demasiado fuerte. Me están pidiendo 17 años de cárcel, de vida, y por algo que no hice”, indicó.

“Estar 21 horas encerrado, con 100 vinchucas, que son las baratas, caminando por la pared, por tu cuerpo, no es grato para una persona que es inocente. Yo me equivoqué, lo tengo claro, me equivoqué mil veces y eso me costó perder mi carrera. Pero ahora no puedo perder mi vida por algo que no hice”, finalizó.