Una de las tantas aristas dramáticas de la teleserie “Perdona nuestros pecados” es la que tiene relación con el pasado de Isabel Quiroga.

A sus 27 años, la actriz Alejandra Araya debutó en las teleseries con este complejo personaje. “Es un rol súper conservador. Tiene temas con su padre, con su madre, con su esposo y con la Mariana (María Elsa), que es mi hermana. Estoy disfrutando mucho la experiencia”, señaló en entrevista con BioBio Chile.

A fines de 2016, Alejandra —que se unió en 2015 a la Escuela de Talentos para jóvenes actores que tiene Mega— recibió un llamado para realizar pruebas en esta nueva producción. Para sorpresa de muchos, la primera opción no era la de Isabel. “Primero hice un casting para interpretar a las amigas de María Elsa, donde estábamos muchos de los que egresamos de esta escuela”, contó la joven, que pudo haber sido Mechita o incluso Augusta.

“Me llamaron a un segundo casting para interpretar a Isabel. Yo cuando leí la escena me encantó, me conecté muy rápido con el rol”, agregó respecto a su impresión de este personaje y el desafío de interpretarlo.

El principal conflicto de Isabel se arrastra desde su infancia, cuando fue abusada sexualmente. Por eso, su personaje no puede desarrollar una vida sexual normal con su marido. “Ella tiene hartos rollos mentales, hay harto trabajo de por medio. Me he asesorado con amigos que son psicólogos y también trabajando con psiquiatras que me han ayudado a entender lo que significa estar en la cabeza de Isabel”, comentó la actriz.

Además, agregó que “hay algo que poco a poco se va a ir revelando. Eso viene desde que era chica y que involucra su relación con su padre. Con todas las cosas que han salido, se nota la distancia que tiene con su madre, entonces su vida entera está volcada en este hombre que es su papá”, señaló la actriz.

Respecto a lo que pueden esperar los seguidores de la apuesta nocturna de Mega, Alejandra aclaró que hay drama para rato. “Nos quedan un par de meses de grabación. Yo creo que la teleserie estará hasta marzo de 2018”, concluyó.