El día de ayer, la mamá de uno de los menores que se encuentran recluidos en el centro del Sename de Graneros, acusó a Nicole Moreno de tener supuestos beneficios respecto a las visitas de su hijo Francisco, quien estará por más de tres meses privado de libertad.

“La molestia de todos, no solamente mía, es que el hijo de Luli tiene visitas en la mañana. A él le dieron como privilegio en la mañana para no toparse con la gente en la tarde. Y tampoco dejan acercarse a nadie a la casa 6 porque lo tienen resguardado. Acá todos están pagando sus errores y a todos les corresponde lo mismo. Las visitas deberían atenerse al horario legal porque acá no hay preferencia. Son todos los niños iguales”, expresó la mujer a la prensa.

Ante estas declaraciones, el abogado de Luli sacó la voz para desmentir los dichos de la mujer, señalando que su clienta simplemente cumple con lo establecido por Gendarmería, ya que “ellos determinan diferentes métodos y horarios. No todos tienen lo mismo

Por otra parte, el recinto también respondió a través de un correo, donde dijeron lo siguiente: “En el caso consultado no se han establecido visitas extraordinarias y el adolescente tiene el mismo resguardo y la misma rutina que el resto de los jóvenes“, agregando además que “duerme en las mismas condiciones que los otros internos y recibe el mismo tipo de alimentación“.

Cabe señalar que, por otro lado, se supo que Sandra Navarro -madre del joven de 16 años baleado- presentó una querella por homicidio frustrado en contra del hijo de Nicole y de los otros dos involucrados, quienes a diferencia de Francisco, son mayores de edad.