La semana pasada les contábamos que, a través de algunas publicaciones en su cuenta de Instagram, el futbolista Jean Paul Pineda había aclarado cuál es su situación actual con la madre de sus hijos, Faloon Larraguibel.

Lee aquí: Jean Paul Pineda deja en evidencia su situación actual con Faloon Larraguibel.

La ex “Yingo”, por su parte, ha usado esta misma red social para mostrarles a sus seguidores lo grandes que están sus retoños, pero también la rutina de ejercicios que ha hecho este tiempo para recuperar su estupenda figura, pues se está preparando para volver a la televisión en gloria y majestad.

Recordemos que fue el 2017 que la joven de 29 años dejó la conducción de “Sabores”, de Zona Latina, y ya queda poco para que termine su postnatal y retome sus labores.

“No me dejo estar. Genéticamente en mi familia nadie tiene problemas de obesidad, pero yo me cuido. Me gusta estar sana, tener mi físico como siempre lo he tenido, incluso antes de tener hijos”, reconoció Faloon en conversación con Las Últimas Noticias.

En ese contexto, le preguntaron a ella cómo se las arreglaba para mantenerse tan estupenda como se ha mostrado en redes sociales. “Me motivo sola para levantarme a las siete de la mañana. Les doy la mamaedera a Jean Paul y Luciana, y como ellos vuelven a dormir, me escapo al gimnasio del edificio. Si se despiertan, Jean Paul se hace cargo”, respondió la rubia.

Su rutina dura una hora y media. “Hago todo bien rápido, sin parar, para aprovechar el tiempo. Hago 20 minutos de cardio en la elíptica, trabajo piernas y hago 400 abdominales”, detalló.

Sin embargo, la modelo quiso aclarar que todo este esfuerzo no es solamente por mejorar su imagen televisiva, sino también por estar a la altura de las exigencias de la maternidad, pues hace solo unos meses tuvo a su tercera hija, lo que sin duda ha aumentado su ritmo de vida.

“Tengo tres hijos chicos, no tengo nana, necesito estar físicamente con energía porque en el día exigen mucha atención. Ellos necesitan hacer cosas y tengo que estar a la par con ellos”, comentó en la entrevista.

Y agregó: “Estoy todo el rato full con ellos. Les imprimo dibujos para pintar, jugamos con stickers, a las muñecas, con los monitos de Jean Paul. Los hago jugar con arena, los llevo a la piscina, lo que se me ocurra”.

¿Descanso? Eso llega recién a las 22 horas, cuando los niños están durmiendo. “Ahí quiero puro acostarme o aprovecho de estar tranquila un rato, ni siquiera tomo el teléfono”, concluyó.