Han pasado varias semanas desde que Roxana Muñoz denunció a través de redes sociales a su ex pareja Jorge Acuña, por el no pago de pensión de alimentos a su hija Taira, a quien no ve hace varios años.

Aunque en todo momento el futbolista se mantuvo al margen de estas acusaciones, este miércoles decidió romper el silencio y lo hizo en conversación con el programa “Intrusos” de La Red, donde aclaró esta situación.

Primero Kike se refirió a la pensión alimenticia, revelando que si no ha pagado durante todos estos años es porque los montos que pide Roxana son excesivamente altos, en relación a su realidad económica.

“Lo que está pidiendo Roxana es demasiado alto para lo que yo puedo pagar y, lamentablemente, me voy triste porque pensé que se podía llegar a un acuerdo con algo a mi alcance, para que todos los meses pudiera entregar la plata. Es algo muy incómodo, tengo rabia, pena” señaló Acuña.

Recordemos que la ex chica reality manifestó hace algunas semanas en el matinal “Muy Buenos Días a Todos” de TVN, que paga más de 300 mil pesos por concepto de educación para su hija, esto sin contar alimentación ni ropa.

Sobre esto, el deportista se defendió asegurando que “no puedo costear el nivel de vida de Roxana, vivo una realidad totalmente distinta, no es porque no lo haya querido hacer, tengo toda la intención, quiero solucionar esto para poder estar con mi hija. Mi bolsillo no aguanta”, aseguró.

Por otra parte, respecto a que no ve a su hija, Kike Acuña aclaró: “es totalmente falso que no veo a mi hija hace tres años y que no me volví a preocupar por ella. Siempre le dan el favor a Roxana. Es mentira lo de la Tairita, tengo videos con ella, tengo fotos. Es falso”.

El futbolista dio estas declaraciones  en una nota para el programa conducido por Alejandra Valle, sin embargo, luego llamó al espacio farandulero para explicar la situación que vive actualmente. Esto porque ya no trabaja para Unión San Felipe, razón por la cual ya no recibe el sueldo de antes.

Debido a esto, el ex de Roxana Muñoz debió cambiar completamente de rubro  y señaló que actualmente corta uvas en la empresa donde trabaja su actual pareja. “Ustedes no tienen idea lo que he pasado para obtener 300 lucas para mí y para poder mandarle lo que sea a mi hija. Yo no quería hablar, lo pasé horrible todo este tiempo, por todas las cagadas que me mandé antes”, explicó y no pudiendo evitar quebrarse tras relatar su situación.

“Es súper fácil hacerse un prejuicio, no saben que me saco la mierda como cualquier trabajador, me levanto a las 5 de la mañana para trabajar en las parras y ganarme 15 lucas” indicó.

Finalmente, Kike Acuña dijo que de llegar a un acuerdo con Roxana Muñoz, él se compromete a pagar cada mes un monto cercano a los 150 mil pesos. “Eso es algo que puedo hacer. También juego en un club amateur, en La Higuera que han sido un 7 conmigo, me pagan 30 mil pesos por cada partido jugado. Juego cuatro veces al mes, y son 120 mil pesos mensuales”, aseguró al programa.

“Tengo que juntar la plata para poder pagarle a mi hija, para poder verla cuando yo quiera. Si tengo que trabajar en eso, mientras termino mi curso de técnico, lo voy a hacer sin ninguna vergüenza”, concluyó.

Luego, en un llamado telefónico en directo con el programa, reveló que Roxana no quería que la niña le dijera papá. De hecho, la pequeña pensaba que la actual pareja de la modelo era su padre.

Revisa el video a continuación: