El viernes pasado, La Red informó que «Hola Chile» dejará de ser un matinal, pues ahora se emitirá en el bloque de la tarde. Esto como una medida de hacer frente a la crisis económica que vive la industria televisiva producto del Covid-19.

Lo anterior provocó que algunos miembros del equipo revelaran que el escenario es complejo, señalando además que se bajó el sueldo a una gran parte. Por esta razón, el conductor de «Hola Chile», Eduardo de la Iglesia, decidió reinventarse y atreverse con su propio emprendimiento en medio de la crisis, pues su salario fue disminuido en un 40%.

El animador vende pisco sour a domicilio, producto que promociona a través de su cuenta de Instagram y con el que ha logrado gran éxito. Así lo reveló en una reciente entrevista con Las Últimas Noticias, donde dijo que se demora varias horas en realizar los repartos.

Lee también: El emprendimiento familiar de Angélica Sepúlveda.

View this post on Instagram

Porque la vida es una sola y siempre hay que ponerle la mejor actitud!!! Gracias @lungram por la entrevista y por apoyarme en este lindo camino del emprendimiento! Hagan sus pedidos por interno en mi Instagram. Estoy a full para poder [email protected] a [email protected]! Gracias por sus mensajes de cariño y apoyo y vamos que de esta salimos todos juntos!!!!! Con la mejor energía los espero esta tarde a las 16 hrs en el nuevo @holachile_lared ! Aquí les dejo el link de la entrevista por si le quieren dar una mirada https://www.lun.com/lunmobileiphone//homeslide.aspx#pagina-1

A post shared by Eduardo De la Iglesia (@eduardodelaiglesia) on

«Como la mayoría de los chilenos tengo una familia de tres hijos, más mi perro Capitán, la hipoteca de la casa, deudas con bancos, casas comerciales, cuentas de agua, luz y gas que pagar, y en el canal nos bajaron el sueldo a un 40 por ciento por esta crisis. Tengo que parar a olla, así que tuve que ingeniármelas», contó al respecto Eduardo.

Además comentó que se le ocurrió esta idea luego de recibir varios elogios de sus amigos respecto a la preparación de este trago. «Me dije ‘hago buen pisco sour’. Le conté a mi hermano, Leo de la Iglesia, que tiene su restaurante La Caperucita y el Lobo, parado en Valparaíso, y me dijo ‘démosle no más'», comentó.

Cabe destacar que la primera vez que hizo repartos, Eduardo de la Iglesia logró vender 52 botellas de litro a un precio de 10 mil cada uno. Luego siguió con 60, y ahora está trabajando de lleno en el Día de la Madre, fecha para la que tiene hasta el momento 30 pedidos.

View this post on Instagram

No importa cuantas veces la vida te bote o te haga tambalear. Lo único que vale es la cantidad de veces que te levantes. Les deseo lo mejor a todos!! Y si la vida te da limones, puedes hacer limonada, o como yo, que hago el mejor Pisco Sour artesanal del mundo! Aquí preparándome para salir a repartir!! 💪🏼💪🏼❤️❤️ Gracias por su cariño gigante y nos vemos el lunes a las 16.00hrs con el Hola Chile !

A post shared by Eduardo De la Iglesia (@eduardodelaiglesia) on

En ese contexto, aseguró que reparte en todos los sectores de Santiago, por eso esto ha sido una ardua labor. «El viernes, por ejemplo, estuve desde las 8:00 de la mañana hasta las 22:00 horas. Además me demoro porque la gente es súper buena onda, entonces me pide saludos, fotos o nos quedamos conversando. Y ahora como el ‘Hola Chile lo cambiaron para las tardes, voy a repartir en las mañanas», contó el animador.

Finalmente, el rostro de La Red se refirió a la rentabilidad de su negocio: «En este país no tenemos una capacidad de ahorro del 40 por ciento, así que las entradas que me da el pisco sour son para pagar cuentas nada más. No me iba a quedar de brazos cruzados, a mí no se me cae la corona por vender pisco sour». Por otro lado, aseguró que cuando pase la crisis sanitaria seguirá con su emprendimiento, pero no como única fuente de ingreso.