A comienzos de marzo conocimos el quiebre entre Oriana Marzoli y Luis Mateucci, luego de dos años de relación y de tener planes de matrimonio, la pareja terminó abruptamente en medio de fuertes declaraciones cruzadas.

Y pese a que ambos aseguraban que estaban enamorados, al poco tiempo, la venezolana sorprendió a sus seguidores con un nuevo amor: el escritor y modelo español Pablo Zamora, en quien aseguraba encontró a su hombre ideal.

Recordemos que la pareja incluso se tatúo una flor en su brazo, como símbolo de su amor y compromiso. Sin embargo, todo llegó a su fin hace un par de días, incluso Oriana borró todas las fotografías que tenía con él en su cuenta de Instagram.

Lee también: ¿Lo logró? Oriana Marzoli se viste como ángel de Victoria´s Secret.

Pero para sorpresa de muchos, esta vez la ex chica reality no asistió a un programa para hablar mal de Pablo, no armó un gran show ni tampoco quiso revelar mayores detalles al respecto, hasta ahora. La venezolana habló sobre su pena amorosa en el portal Mtmad, donde además entregó consejos para superar un quiebre sentimental.

“Me he dado un tiempo prudente para llorar, para desahogarme. Yo qué sé, para decir todo lo que pensaba. Anda, que a mí me gusta un buen drama. Soy venezolana, qué quieren que les diga”, primero comentó Marzoli.

Pero luego Oriana sorprendió a todos tras revelar que el quiebre fue muy repentino y Pablo le dijo de un día para otro que ya no la amaba.  Esta situación la tuvo muy deprimida durante una semana, pero luego de llorar mucho, decidió que era tiempo de superarlo: “Tampoco ha durado mucho para hacer tanto drama”, confesó.

“Me cuesta asumir que me dejan, pero es un poco por amor propio, me ‘toca las narices’ que me dejen. ‘Soy Oriana, qué te pasa, soy una diosa, tengo no sé cuántos hombres detrás de mí’. Entonces me da rabia hacer de pringada (ingenua) de esa manera, pero como soy puro sentimiento no puedo controlarlo”, comentó.

En ese contexto, la ex chica reality quiso aconsejar a quienes estén viviendo una situación similar. Donde lo primero que recomendó es mantener la mente ocupada, para así no pensar en la ex pareja. Además, dijo que botar todo lo que te recuerde a esa persona sirve mucho, “no existe en tu vida, ni las cartas. Las palabras se las lleva el viento”, enfatizó.

Finalmente, Oriana quiso aclarar que la causa de este nuevo quiebre no se relaciona con una infidelidad de su parte, como se había rumoreado desde un principio. “No he hecho nada malo, no he sido infiel, he respetado a muerte, he dado todo de mí. No soy perfecta, soy ser humano y todos cometemos errores, pero creo que no son errores que pueden servir como excusas para dejar a nadie”, concluyó.