El programa “Podemos Hablar”, de Chilevisión, cuenta cada semana con nuevos invitados, los que se someten a una ronda de preguntas por parte del conductor Julián Elfenbein. Los protagonistas del próximo capítulo serán: Francisco Vidal, Aldo Schiappacasse, Ximena Rivas, Loreto Aravena y Arturo Longton.

Lee también: Rumpy trató de “traidor” a periodista Iván Valenzuela.

Sin embargo, Loreto y Arturo vivieron un tenso momento. Así lo reveló el propio ex chico reality en conversación con Las Últimas Noticias. “Cuando me invitaron les pregunté (a la organización) quiénes más estaban invitados y les dije ‘¿es posible que me metan en otro grupo?’. Yo sabía que con las actrices iba a tener mala onda”, primero comentó.

Además, agregó que, durante el programa, sintió una vibra negativa del resto de sus compañeros, aunque según detalló fue una pregunta la que desató el conflicto.

“Yo siempre le quise preguntar a Aldo una pregunta de fútbol, pero no en mala onda. Se la hice con todo el respeto porque además él es súper simpático. Le pregunté: ‘¿por qué cuando comentan los partidos de Chile los periodistas nunca dicen las cosas como son, por ejemplo, que hay que echar a Reinaldo Rueda?’. Él me empezó a responder y yo le contrapreguntaba, pero no en mala onda. Hasta que se mete la Loreto Aravena y dice: ‘Es súper fácil opinar desde la comodidad de la casa'”, reveló Longton.

Pero este comentario por parte de la actriz de Canal 13 enfureció a Arturo, tal como él lo indicó, abandonando luego el estudio de grabación: “Ahí me tosté y le dije: ‘Me estás haciendo el típico comentario que hace la gente en Twitter o Instagram, y por eso esta sociedad está ca**… por comentarios como el tuyo, que no tiene sentido con lo que estamos hablando’. Loreto Aravena me dijo ‘y por qué tan violento, tan agresivo’. Ahí me calenté, me paré y me fui. Sabía que no me podía quedar porque yo también soy intenso”, señaló.

Finalmente, y pasados los días, Arturo Longton no terminó con la polémica, porque lanzó un nuevo comentario, esta vez respecto a los actores. “Se las dan de intelectuales, de maestros zen y son puros chantas”, sentenció.

¿Qué te parece?