Un impactante capítulo se emitió la noche de este lunes en “Contra Viejo y Marea”, programa conducido por Francisco Saavedra, que por primera vez mostró cómo una pareja no logró casarse.

La historia fue protagonizada por Mabel y Richard, quienes querían sellar su amor casándose por la iglesia. Aunque la novia quedó paralítica luego de recibir una bala loca, a él no le importó y quiso seguir adelante con su compromiso, a pesar de que sus cercanos no estaban de acuerdo con esta ceremonia.

Lee aquí: Historia de Javiera y Franco hizo llorar a todos en “Contra viento y marea”.

mabel richard

Pero pocos días después de comenzadas las grabaciones del programa de Canal 13, Richard desapreció y su familia temió que podría haber recaído nuevamente en su adicción a la cocaína, con la cual ha luchado por años.

Luego de varios días de ausencia, el hombre regresó a la casa de su novia confirmando lo que todos temían: volvió a consumir drogas.

Escenario que tocó profundamente al conductor, pues recordemos que Pancho Saavedra tiene un pasado ligado con los excesos y las adicciones. Por esta razón, quiso aconsejar a Richard para que hiciera un cambio en su vida.

mabel

“Yo te quiero decir algo (…) Yo pude salir de la cocaína cuando estuve metido tres meses, pero él no puede manejar sus emociones; él está hace mucho tiempo metido en algo que es una droga dura y destructiva que es la peor de todas”, señaló el animador.

Posterior a esto, Saavedra le ofreció ayuda al novio para encontrar un centro de rehabilitación que le permitiera curarse de su adicción. Sin embargo, cuando llegó el día de internatse, el hombre volvió a desaparecer.

richard

Por esta razón, y tras una intensa discusión, la pareja decidió suspender su matrimonio y, por consecuencia, dar por terminado el capítulo del espacio. Claro que Mabel confirmó que seguía manteniendo una relación con Richard.

Mira aquí las reacciones de los cibernautas en Twitter:

Cabe destacar que hace un tiempo Francisco Saavedra habló sobre su pasado ligado a las adicciones y lo hizo con el diario El Mercurio.

“En la cocaína estuve metido como tres meses y mi prima me cachó y me acusó a mis papás. Hasta hoy le agradezco que me haya acusado, si no, a lo mejor habría seguido”, comentó en dicho entonces.

“Ya no me drogo con nada. Y tomo poco. Aunque soy un curado piola. Un curado más erótico. Empiezo a jotear gente. Ese es mi problema”, agregó.