Ayer, la modelo nacional Nataly Chilet cumplió 33 años. Por lo mismo, recibió cariñosos saludos por parte de sus familiares, amigos, seguidores en redes sociales, y también de sus compañeros del programa “Intrusos”, de La Red, donde actualmente se desempeña como panelista.

Pero eso no fue todo lo que celebró ayer, ya que la agencia Profile la invitó a un evento por el Día del Periodista, carrera de la que ella egresó hace dos años. “Me gustan mucho las entrevistas. Hice más de mil cuando estaba en ‘Zona de estrellas’, de Zona Latina”, comentó al diario Las Últimas Noticias.

Sin embargo, su carrera en las comunicaciones dio un giro, y aunque hoy se dedica a comentar temas de farándula, siente que es una oportunidad para desarrollar una misión que se autoimpuso. “Trato de entregar mensajes para reflexionar, para ayudar a la gente”, dijo.

🎈#birthdaygirl 🎈

A post shared by Nataly Chilet (@natychilet) on

Uno de los tópicos que más la apasiona es el acoso, sea laboral o sexual, pues es algo que le resulta cercano, ya que lo ha vivido en carne propia.

En conversación con LUN, Naty relató dos episodios en particular que la han hecho tener una opinión muy radical al respecto. “Una vez llegué a una reunión de trabajo. Había varios hombres y yo andaba con una falda corta. Uno de ellos me dice ‘cuidado, no se te vaya a ver algo’, y se miran entre ellos y se largan a reír. Yo me puse seria y le dije ‘no te preocupes, que aunque tú quieras, no vas a poder ver nada’. De inmediato cortaron la tontera”, reveló inicialmente.

Para ella, el tema es importante. “Estamos en una sociedad machista; muchas cosas se normalizaban. Yo pude reaccionar bien, pero me pongo en el caso de una mujer que le ha costado llegar donde está, que tiene 2 o 3 hijos, que logra la pega de sus sueños y se le acerca un desgraciado, un jefe y la acosa, y ella tiene que optar entre perder la pega o acusar al tipo”, reflexionó la animadora, agregando que debemos dejar de normalizar este tipo de conducta y entender que no solo ocurre en la televisión, sino que en todas partes.

La segunda experiencia que comentó la ex Miss Chile es más delicada, pues le pasó cuando tenía solamente 10 años. “Un tipo me pegó un agarrón en el centro. Esa vez le dije a mi mamá que lo acusáramos y me dijo ‘no va a pasar nada, no sacamos mucho'”, recordó.

Dos años atrás, en una de las marchas del movimiento #NiUnaMenos, Nataly pasó por el mismo lugar donde recibió ese agarrón siendo tan pequeña. “Pensé que si hoy me hubiera pasado, tampoco tendría apoyo de nadie. No puede ser que a esa niña de 10 años no le pueda decir que su problema tiene una solución. Nos sesgan desde niñas, desde el jardín infantil y el colegio”, lamentó.

Por lo mismo, la comunicadora siente la necesidad de aportar desde su espacio en la pantalla chica. “No puede ser que todavía hoy mi mamá se deba poner detrás de mí en las escaleras porque un pelotudo pone su celular abajo para grabarme”, concluyó.