Esta mañana, el diario La Cuarta sorprendió informando sobre el escándalo que habría protagonizado una conocida pareja del espectáculo nacional. Y no solamente eso, ya que ambos habrían sido acusados en la Decimoséptima Comisaría de Las Condes por la presunta víctima (de iniciales C.G.R.) , y hoy la Fiscalía Oriente investiga los hechos.

Todo partió con una junta de amigos en un prestigioso hotel de esa misma comuna. Pero pasada la una de la mañana, las cosas se salieron de control.

Así lo señala el parte policial al que tuvo acceso el diario popular, donde detallaron la secuencia de lo ocurrido: Daniela Aránguiz y Jorge Valdivia llegaron juntos al bar más exclusivo del recinto (donde solo se accede con una tarjeta especial). Iban acompañados de otros dos hombres y una mujer. Y aunque prometía ser una velada agradable, la conversación comenzó a subir de tono.

Por normas del hotel, se le comunicó al grupo que podía pedir una última ronda para luego cerrar sus cuentas. La panelista de “La mañana de CHV” trató de hacer el procedimiento, pero los hombres decidieron que querían beber más, lo que habría molestado a la mujer del ‘Mago’.

View this post on Instagram

🦋No me sueltes nunca de la mano,quiero caminar contigo hasta el fin @jorgitovaldivia❣️

A post shared by 🥀Dany (@danyaranguizf) on

Según el documento redactado por Carabineros, el futbolista y uno de sus amigos hablaban de una mujer, mientras sacaban sus tarjetas para pagar a medias. El diálogo incomodó a C. G. R., por lo que Valdivia dijo: “No seas desubicado, hombre. La señorita te escuchó”.

Ante eso, la ex “Mekano” se abalanzó sobre la funcionaria, preguntándole a los gritos si quería realizarle una maniobra sexual a su marido. Hubo un tenso intercambio, ya con todos de pie, antes de que intentara agredir a la mesera, momento en que intervino el ídolo de Colo Colo.

El parte policial habla de un codazo de Valdivia a la garzona, y también de un empujón. “Tras eso me intenta tomar de la mano, me aprieta la muñeca y comienza a pedir a gritos y con insultos que me sacaran de ahí”, se lee en el testimonio de la víctima.

Posteriormente, el grupo se retiró, no sin amenazas previas, por lo que, desde el hotel, decidieron llamar a Carabineros, poniendo la denuncia correspondiente. Las cámaras de seguridad del establecimiento fueron entregadas ayer y comenzaron a ser periciadas, mientras se espera que C.G.R. sea citada a declarar.

 

Daniela Aránguiz se defiende

Durante la mañana de este viernes, la panelista se contactó con el matinal de Chilevisión para contar su versión de los hechos.

“Esto es una constancia a Carabineros que la puede poner cualquier persona, también tenemos que pensar que puede ser inventada y que aquí hay cámaras en todos los hoteles. Yo voy a pedir esas cámaras y las voy entregar al matinal apenas las tenga, porque como hay una portada (hoy, en La Cuarta), el hotel está en la obligación de darme esas cámaras, porque ustedes saben que una imagen vale más que mil palabras”, comenzó diciendo.

Según ella, con su marido estaban comiendo en el bar del piso 21 del Hotel W junto a una pareja de amigos “que es bastante mayor que nuestra edad”. Pero luego, su relato dista mucho de lo que se señala en el parte, ya que asegura que fue la garzona quien comenzó a molestarla.

“Lo típico, por el cara de cuica… La primera vez uno lo toma para el chiste, te ríes, pero después, cuando reiteradas veces y a cada rato va a tu mesa y te dice ‘wena, cara de cuica’, provoca una confianza en ella que no existeporque ella es una persona que trabaja en el hotel y yo soy una persona que está yendo a consumir”, añadió.

“Cuando Jorge pide la cuenta, esta niña empieza con lo mismo y entonces ahí yo me enojé. Tengo que decir las cosas como son. (Le dije) ‘¿Te estás riendo de mí?’, y ahí la mina me empezó a insultar y me dijo: ‘¿Qué me vení a decir eso, yo hago así y te echan de aquí?’ (sic)”, continuó relatando.

Daniela Aránguiz aseguró que, en ese instante, su esposo le dijo a la mesera que no fuera insolente. Y que no la habría empujado, sino que le corrió el brazo: “Eso va a estar en las imágenes del hotel”, explicó, para luego agregar: “Yo en un momento vi una mesa entremedio de nosotras. Ella estaba en medio de Jorge y su amigo, había una mesa entremedio. ¿Cómo yo iba a agredir a alguien?”.

La ex “Maldita Moda” comentó también que la seguridad del Hotel W le pidió disculpas por lo ocurrido, prometiéndole que no volvería a pasar, pues ellos son clientes frecuentes. Además, nunca vio llegar al personal policial al lugar.

Finalmente, reveló que tomará acciones legales, no solo contra el recinto, sino también contra el diario, pues cuestionó que la publicación no contara con ambas versiones de la historia.