La tarde del jueves fue detenido Sebastián Cornejo (40), testigo clave del caso ‘Cangri’, quien estuvo prófugo de la justicia durante casi dos semanas. El sujeto estaba escondido en una parcela ubicada en Quillón, en la Región de Ñuble.

Efectivos de la PDI irrumpieron de sorpresa en el lugar, y pillaron a Cornejo junto a su pareja.

El prefecto Jorge Sánchez, de la Prefectura Policial de Concepción, señaló que el detenido se encontraba “bajo el alero de una organización criminal que lo estaba ocultando en esta parcela a fin de sacarlo de territorio nacional de forma ilegal durante los próximos días”.

Recordemos que Sebastián Cornejo se trasladó de Chile a Bolivia en la camioneta Toyota 4Runner, donde iba con Sebastián Leiva y Germán Gundián, quienes fallecieron en el desierto. Además, iban acompañados por un boliviano identificado como ‘Lulú’.

Cornejo al principio fue capturado cuando ingresó de regreso a nuestro país, pues tenía una causa pendiente de estafa en Concepción. Luego, lo trasladaron a dicha ciudad y lo dejaron con arresto domiciliario nocturno. Sin embargo, incumplió la medida cautelar y se dio a la fuga, por lo que estaba siendo buscado por la policía.

Este viernes, pasará a control de detención por órdenes pendientes, pero también por su calidad de pieza clave en la investigación por el fallecimiento del ex chico reality, ya que fue él el único sobreviviente que podría dar detalles de lo que realmente pasó.