El animador Francisco Saavedra se encuentra disfrutando de unas vacaciones en Punta del Este, Uruguay. Lugar donde intenta desconectarse del trabajo, sin embargo, sigue pendiente de lo que ocurre en el país, por esta razón no dudó en alzar la voz tras ver lo ocurrido en el Lago Ranco.

Recordemos que tres mujeres fueron  expulsadas por un empresario de las orillas del lago Ranco, porque supuestamente invadían “su patio”. Situación que fue viralizada por ellas a través de redes sociales, causando gran indignación en la población.

Está bueno ya de esta prepotencia y discriminación. De verdad que sentí asco y sacó lo peor de mí”, señaló Pancho Saavedra respecto a esta situación, agregando que gracias a la acción de un tuitero, se pudo conseguir el teléfono de Claudia Figueroa, la monja basureada por el empresario Matías Pérez Cruz, y la invitó a Torres del Paine.

Gracias a un amigo, este lunes Claudia, su madre y su tía irán con todo pagado a un viaje, que siento que es mi forma de protestar y lo mínimo que se merecían luego de sufrir este vejamen por parte de este señor“, anunció el conductor de “Lugares que hablan”, quien se ha ganado el cariño del público con su solidaridad y sencillez.

Finalmente, Pancho Saavedra dijo al diario La Cuarta que en Chile hacen falta leyes más duras y claras que especifiquen este tipo de temas, ya que durante las grabaciones de su programa para Canal 13, en reiteradas ocasiones se ha encontrado con lugares que son privados, a pesar de ser zonas naturales que pueden ser visitadas por todos.

“El ministro (de Bienes Nacionales) Felipe Ward estuvo muy bien. Todos tenemos derecho de conocer Chile, sin discriminación. Para que los niños no se críen con clasismo”, finalizó.