La mañana de este miércoles, todos los matinales de la televisión abierta abordaron el polémico video que se viralizó en redes sociales, donde el abogado Cristián Rosselot tiene un altercado con los trabajadores de un supermercado, a quienes increpó y enrostró su título profesional.

Lee también:  El duro round de Rafael Cavada y Cristian Rosselot en “La Mañana de CHV”.

Contexto en el que “Bienvenidos” de Canal 13, dedicó largos minutos a analizar este caso, tema que además dio paso a una conversación sobre el clasismo en la sociedad chilena, donde los animadores y panelistas dieron sus puntos de vista. Sin embargo, hubo un integrante del panel que se mantuvo en silencio, haciendo algunos gestos: Raquel Argandoña.

Por esta razón, Sergio Lagos -conductor que está reemplazando a Martín Cárcamo- le preguntó a la mamá de Kel Calderón sobre qué opinaba al respecto, sin embargo, ella dijo que no quería decir nada pues sería la única disidente sobre el resto. 

Pero tras la insistencia del panel, Raquel se refirió a la opinión que entregó la abogada Marcela Concha, quien minutos antes dijo que le parecía curioso que algunas personas sigan diciéndole ‘nanas’ a sus asesoras del hogar. Ante esto, la opinóloga señaló que “yo no creo que sea despectivo tratar de nana a una nana, porque por ejemplo, yo no te digo nada porque tratas a tu marido de ‘esposito’ o a tu nana de ‘Tía paty’, yo creo que no hay que generalizar. En mi caso la Nancy (su asesora) fue hasta la madrina de confirmación de la Kel, ella la eligió, entonces no hay que generalizar”, expresó.

Para luego asegurar que cuando era joven no vivió discriminación, a pesar de que vivía en Recoleta y asistía a un colegio público. Agregando que siempre tuvo amigas en colegios privados, las que tampoco la hacían sentir menos, por eso aseguró que “en todos los ámbitos sociales hay excepciones”.

No obstante, el momento que más llamó la atención y el más incómodo de la conversación, vino cuando Raquel Argandoña dijo que no era como muchos de sus colegas que les gustaba “quedar bien para la tele” y que tienen un “doble discurso”. 

Para después entregar un ejemplo que incomodó al resto de sus compañeros: “Acá todos quieren quedar bien y fantástico, pero por ejemplo varios aquí van a ir al Festival de Viña y no van todos al mismo hotel. Yo sé que estamos en un receso, que hay que ahorrar y que hay algunos a los que los mandan a un hotel de 3 estrellas y a otros de 5 estrellas. Entonces los que dicen eso (de que todos somos iguales) deberían quedarse en uno de 3 y no reclamar si los mandan a uno de esos po’ ¿o no?”, dijo sin filtro.

Para finalmente señalar que no revelaría los nombres de quienes se comportan así, pero sí consideró que es buen ejemplo para quienes tienen un doble discurso frente a la televisión.

¿Qué te parece?.