Fanáticos de todo el mundo lamentaron cuando las entregas cinematográficas del niño mago llegaron a su fin. El último libro –“Harry Potter y las Reliquias de la Muerte”– fue publicado en 2007, y la segunda parte de la película llegó a la pantalla grande en 2011.

Luego de eso, la británica J.K. Rowling escribió una obra titulada “Harry Potter y el legado maldito”, la que se convirtió en una nueva publicación que llegó a manos de los lectores en 2016. Ese mismo año, las salas de cine se repletaron con el estreno de “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”, cuyo guion e idea original correspondían a la misma creadora del joven con la cicatriz en forma de rayo.

Una vez más, el público se fascinó con este mágico mundo, pero ahora la historia se desarrollaba no en Inglaterra, sino en Estados Unidos, y muchos años antes de que naciera el protagonista de la primera saga de libros.

Hoy, tal como se había anunciado previamente, Warner Bros. presentó el primer tráiler de “Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald”, la secuela de esa exitosa entrega, y que nos lleva de inmediato a un territorio mucho más conocido: Hogwarts, el colegio de Magia y Hechicería, y también a un personaje recordado y querido por todos: Albus Dumbledore.

Pero no se trata del anciano director, sino de un joven profesor interpretado por Jude Law, quien será convocado para enfrentarse al mago tenebroso al que da vida Johnny Depp.

El filme comenzará meses después del final de la primera entrega, y nos encontraremos con que Grindelwald huyó de la custodia del Congreso Mágico de Estados Unidos (MACUSA), que lo había capturado con la ayuda de Newt Scamander en Nueva York.

Desde entonces, ha ido reuniendo nuevos seguidores a su causa, que busca que los magos dominen al resto de los llamados muggles o no-magos.

Dumbledore y el experto en criaturas mágicas deberán unir fuerzas para atrapar al villano y frustrar sus planes.

Rápidamente, el hashtag #FantasticBeasts se convirtió en trending topic a nivel mundial.

Revisa las reacciones en Twitter de algunos fanáticos: