El pasado 8 de octubre, de haber estado vivo, el rostro de TVN, Felipe Camiroaga, habría cumplido 52 años. Por lo mismo, algunos programas de la televisión nacional quisieron darle un espacio a esta fecha especial y recordar al fallecido animador, pero también sus romances faranduleros.

En ese contexto, el late “Síganme los buenos” invitó a Bárbara Rebolledo, quien conversó con Julio César Rodríguez y reveló algunos detalles hasta ahora desconocidos respecto a la relación que tuvo con el llamado ‘Halcón de Chicureo’.

“Estuvimos juntos como dos años y algo. Estuvimos un ratito escondidos, como seis meses… Es que los dos trabajábamos en el ‘Pase lo que Pase’. Eramos compañeritos y él era como el jefazo, ¿me entendís? Y uno era como la humilde servidora que trabajaba haciendo los móviles. Yo estaba partiendo, entonces después iban a decir que estaba apitutada, no sé. Así que tuvimos que hacerla piola. Ocultarla un poquitito”, confesó.

Por otro lado, Rebolledo reconoció que ambos coincidieron tiempo después en que no deberían haber pololeado, pues lo que tenían era mucha confianza y amistad. “Es súper difícil trabajar con alguien en lo mismo y estar pololeando en el mismo canal. Él era muy mediático. Además, yo me tuve que bancar toda esa época de Luciano Bello, con las giras. Era mucho”, reveló la comunicadora.

Tras terminar, hicieron juntos el programa “Pasiones”, lo que a ella le causaba algo de gracia. “Yo te diría que, además, él en ese minuto estaba tan en la cresta de la ola que no podía ir a ningún lado. No podíamos hacer nada. Íbamos a un restorán y todo el mundo quería sacarle una foto, entonces había poco espacio para disfrutar. Yo creo que por eso él era más de estar en su casa, de su mundo más cerradito”, aseguró.

Finalmente, Bárbara dijo recordarlo con mucho cariño. “Creo que debimos ser siempre amigos”, explicó, para luego concluir: “Él era muy feliz en el campo, con su familia y sus amigos. Disfrutaba las cosas sencillas”,