Esta jornada, el programa “Intrusos” conversó con el abogado Aldo Duque, quien se ha hecho cargo de representar a Soledad Rodríguez, la mujer que demandó a Álvaro Salas ante la justicia solicitando que se haga cargo económicamente del hijo de 17 años que tienen en común.

Luego de tres exámenes de ADN, se estableció que efectivamente el humorista es el padre biológico del joven, pero todavía no se han dado a conocer las consecuencias de ese resultado.

Lo que sí llamó la atención de muchos fue que se viralizara en redes sociales un video donde aparece el ex Pujillay en medio de una presentación reciente. En el show, se permitió bromear respecto al revuelo mediático que ha causado todo este lío judicial.

“No es un tema para festinar en rutinas humorísticas. Sobre todo cuando hay un menor de edad que está sufriendo. Que piense un poco en él… Hay otras maneras más ingeniosas para hacer reír”, señaló indignado el hombre de leyes.

Pero las cosas no quedaron ahí, ya que el panelista Michael Roldán hizo una importante revelación, asegurando que este joven ya estaba cansado de la situación y prefería en primera instancia que comenzaran a llamarlo por su nombre: Matías.

Posteriormente, vino la noticia: “Matías romperá el silencio y hablará de todo lo que ha sufrido, y lo hará en una semana y media más, es decir, el viernes de la próxima semana… y no, no es en el lugar que se están imaginando en la casa”, mencionó el periodista.

Según lo que conversó con las fuentes, el joven no irá a “Primer Plano” porque no le interesa  que haya dinero de por medio. Lo que sí quiere es dar su versión de los hechos y hacerlo en un lugar que resulte democrático para todos lo medios de comunicación.

 

Matías y Soledad, su madre, irán juntos a a la alfombra roja del Copihue de Oro, evento organizado por el diario La Cuarta y que se llevará a cabo el próximo 24 de noviembre en Arena Monticello.

“A Soledad la invitaron y habló con su hijo. A él le gustaría estar presente para conversar con los medios”, agregaron en el espacio de farándula de La Red.

La mujer, en sus propias palabras, señaló: “Vamos a ir porque no premian al papito corazón (tampoco está nominado), así que es complejo que nos encontremos con él”.

De esta manera, no habrá exclusiva ni pago de por medio, pero servirá, pues el adolescente mencionado siente que hablar públicamente es parte de su proceso de sanación tras el rechazo de su padre biológico.