La cantante Demi Lovato no lo está pasando bien, ya que luego de sufrir una sobredosis de fentalino -la misma droga que le cobró la vida a Prince- el año pasado, cuando tuvo que ingresar a un centro de rehabilitación, nuevamente enfrenta un problema similar.

Esta vez, la intérprete de “Stone Cold” llegó a un centro de desintoxicación en Hawai, luego del estrés que le provocó una broma en redes sociales.

Lee también: Demi Lovato vuelve a Instagram con fotografía al natural.

Recordemos que Demi Lovato realizó una broma en su cuenta oficial de Twitter sobre la detención y deportación del rapero 21 Savage.“Hasta ahora, 21 memes de Savage han sido mi parte favorita del Super Bowl”, escribió la cantante en la red social, sin imaginar los crueles comentarios que recibiría por parte de otros usuarios.

 “Yonki” o “drogadicta”, fueron solo algunos de los comentarios que recibió la joven de 26 años, y a pesar de que pidió disculpas, esto no fue suficiente para calmar los insultos de los tuiteros, provocando que ingresara nuevamente a un centro de desintoxicación, pues el estrés la superó.

Además, cabe destacar que también decidió borrar todas sus redes sociales.